Arecibo: Destino Educativo y Cultural

  

Arecibo: Destino Educativo y Cultural

La Universidad Interamericana de Puerto Rico en Arecibo, no solo brinda una diversa oferta académica, sino que también propicia el enriquecimiento histórico y cultural de sus estudiantes a través de la cercanía a lugares de interés en la zona norte arecibeña.

A continuación se presentan algunos de ellos para su conocimiento y disfrute.

Radio Observatorio de Arecibo

El Observatorio de Arecibo es el segundo radiotelescopio más grande del mundo y es sin dudas uno de los mayores atractivos turísticos de la zona norte. El gigantesco telescopio ha sido pieza clave en las investigaciones espaciales realizadas por científicos de todas partes del mundo.

En el centro de visitantes hay una sala de proyecciones donde se presenta la historia de este emblemático lugar, así como un museo. Incluye exhibiciones interactivas, equipo audiovisual y paneles informativos sobre la tierra y nuestro sistema solar, las estrellas y las galaxias, entre otros temas relacionados a la ciencia.

Se puede disfrutar de la hermosa vista desde la terraza de observación para tener la oportunidad de ver de cerca la colosal estructura y puede finalizar su visita en la tienda de recordatorios.

Cueva Ventana

El recorrido le permitirá disfrutar de la flora y fauna de la zona kárstica del norte de Puerto Rico. Verá ejemplares de Ficus y del árbol Cupey, cuya hoja usaron los españoles para escribir cartas, ya que cuando se seca es similar al cuero.

Al final del camino encontrará una escalera por donde podrá bajar a la cueva principal que tiene una cavidad de algunos 20 pies. Quedará encantado con las estalactitas, estalagmitas, murciélagos e insectos característicos del ecosistema. En el final de la cueva hay una impresionante abertura en la montaña que le regala una preciosa vista a las montañas del área y al Río Grande de Arecibo; de aquí viene el nombre de la cueva.

Al regreso, al subir las escaleras, encontrará una cueva un poco más pequeña, pero de igual modo impresionante. Aquí hay otra abertura en la montaña donde cientos de golondrinas aprovechan para anidarse.

Arecibo Lighthouse and Historial Park

Arecibo Lighthouse and Historial Park consiste en un parque temático cultural en los predios del Faro “los Morrillos” de Arecibo basado en la historia de Puerto Rico.

Aquí podran visitar diferentes representaciones de la historia como el poblado taíno aracibo, la conquista española y sus tres embarcaciones Niña, Pinta, y Santa Maria, el Barracón de la Influencia Africana, el barco pirata, la Guerra Hispanoamericana y una antigua casa jíbara.

También tienen la guarida de piratas, un acuario de agua salada, el faro de Arecibo, un mini zoológico, un parque de juegos pasivos y un tablado en donde podrán apreciar desde la azotea una impresionante vista del Océano Atlántico en donde se han avistado las muy queridas ballenas en su temporada de apareamiento.

Cueva del Indio

Una gran formación de roca caliza sirve como plataforma para los aventureros que desean disfrutar de un cercano vistazo al Océano Atlántico. Dentro de la cueva hay varias cavidades en donde podrán encontrar petroglifos que documentan el paso de la cultura taína, una poza de agua y en sus alrededores se puede ver como las olas del mar que chocan contra las rocas, con el tiempo, han formado esculturas naturales.

Esta cueva es bañada por las aguas turquesas del Océano Atlántico, cuyo valor se basa, entre otras cosas, en el contacto que el visitante puede tener con los petroglifos existentes, provenientes de los indios que una vez poblaron el área.

Desde la Cueva se pueden ver distintas aves migratorias, así como los grandes acantilados. De acuerdo a los historiadores, los indios taínos realizaban sus rituales sagrados en el lugar.

Plaza de Luis Muñoz Rivera

Arecibo fue una de las primeras localidades que los españoles fundaron e impulsaron en la isla junto con otras de gran importancia como San Germán, San Juan o Coamo. Su fundación data de 1515, por lo que la convierte en una de las ciudades más antiguas de Puerto Rico y de América.

La plaza es su corazón y su núcleo y por ello mucha de la importancia de la plaza se centra en el hecho de que era y es lugar de reunión de un pueblo que siempre se ha mostrado muy orgulloso de ser la “Villa del Capitán Correa”, legendario héroe en la defensa de Puerto Rico contra la invasión inglesa de 1702.

La antigua plaza mayor es uno de los lugares de más historia de la ciudad y sitio de los edificios más tradicionales como la Catedral de San Felipe Apostol, la Casa Alcaldía, el Edificio Colón y el Edificio Oliver.